Riadas

Situación

Debido a su situación geográfica han sido muchas las riadas ocurridas en Aguilón a lo largo de la historia al encontrarse en medio de un barranco y rodeado de montañas, con una cuenca cercana a las 6.400 hectáreas, toda la cual desemboca en el pueblo para seguir barranco abajo hasta el río Huerva.
Tal es el cauce, que hasta no hace mucho, en los años muy lluviosos, el agua era prácticamente permanente por medio del pueblo como si de un río se tratase.
La más importante sin ninguna duda fue la de 1921, que es en hasta el momento la segunda mayor catastrofe ocurrida en Aragón y causada por el agua, encuanto al numero de victimas, por detras de la ocurrida en Biescas.
Existen en algunas casas del pueblo placas en recuerdo de hasta donde llego el agua y estan situadas a más de dos metros del suelo.




Relato de los hechos

Este es el relato aproximado de lo sucedido en la riada de Aguilón del miércoles 20 de Septiembre de 1921, según los datos recogidos del Heraldo de Aragón y del Noticiero en los días posteriores a la catástrofe, los cuales titularon, "la formidable tormenta y la horrorosa catástrofe en Aguilón".
Serian las seis de la tarde del día 20 cuando comenzó a caer una gran cantidad de agua, a los diez minutos de empezar la tormenta llego a Aguilón la gran crecida del barranco, muy pronto las aguas alcanzaron una altura de unos tres metros y el cauce fue incapaz de conducir aquel torrente. Hasta las diez de la noche no se noto el descenso de la crecida y hasta las once, no se pudo cruzar el barranco de ningún modo por lo que se incomunicaron las dos mitades del pueblo.
Los hundimientos de las casas comenzaron muy pronto ante la impotencia de los vecinos. La confusión fue enorme, las grandes nubes de polvo que el derrumbamiento producía, la falta de luz por el corte del fluido eléctrico y la histeria colectiva de todos los vecinos, convirtieron el pueblo en un verdadero infierno.
El trágico incidente se saldo con 18 personas muertas, cuarenta casas hundidas, más de doscientas personas sin albergue y numerosos heridos, aparte de los daños que ocasiono a personas que dejo en la ruina, caballerías ahogadas y perdidas que ascendieron a más de ochocientas mil pesetas.

Relación de las victimas:
Manuela Guallar Cameo de 70 años; Antonia Mateo Guallar de 54; Juan Barberán Calvo de 73; Faustino Estopañan García de 57; Esperanza Benedí Marco de 55; Casimira Ramón Marín de 83; Francisca Prat García de 35; su hija Felicitas Gracia Prat de 6 años; Félix Ruiz Rubio de un año; Florencia Rubio Martínez de 65; Germán Estopañan Prat de 6 años; su hermana Carmen de 4; María García Martínez de 35 y sus hijos, Emilia de 13, Pascual de 9, Félix de 5 y Amalia Gracia García de dos meses.
El niño de 9 años Pascual es encontrado el día 28 en Villanueva y su hermana Amalia el día 5 de Octubre en el pantano de Mezalocha.
Tras la catástrofe se abrieron suscripciones para aportar fondos y la lista de los pueblos y personas que ofrecieron su ayuda fue larga, pero sobre todo destacar Tosos y Villanueva de los cuales subieron muchos obreros que trabajaron sin retribución alguna. 

El periódico “El Noticiero” de fecha 4 de octubre de 1921, publica la noticia de la visita de la junta Provincial de la Cruz Roja encabezada por el presidente, secretario etc., acompañada del Maestrescuela del Cabildo, don Félix Jiménez, para celebrar una misa por los difuntos.
También llegó con ellos el señor Antonio de Padua Tramullas para impresionar una película. La Cruz Roja traía gran cantidad de ropa para su distribución. El señor teniente de alcalde don Mariano Bersabé, obsequió a la comitiva.
Después de mucho tiempo buscando esta película la  Filmoteca Española la ha hecho pública y estas son las imágenes de la película rodada:






Otras riadas importantes

1981

2003


Artículo publicado en El Periódico de Aragón

La lluvia deja a los vecinos sin luz y teléfono y provoca graves destrozos

11/06/2007
Los 80 litros por metro cuadrado que llegaron a caer en poco más de media hora el sábado por la tarde en Aguilón convirtieron algunas de sus calles en auténticos barrancos, destrozando farolas, bancos y contenedores, e incluso arrastrando un coche hasta despeñarlo por un precipicio.
Aunque no se produjeron daños personales, la tormenta sí provocó numerosas molestias a los vecinos, que pasaron toda la noche sin luz y sin teléfono debido a las afecciones provocadas por la tormenta de rayos. La falta de suministro eléctrico, que afectó tanto a los clientes particulares como al alumbrado público, se prolongó desde media tarde del sábado hasta la mañana del domingo, si bien, fuentes de Endesa aseguraron que el aviso no se cursó hasta medianoche.
"Esto es un desastre. Espero que las instituciones estén a la altura", aseguró el alcalde, Andrés Herrando. El dirigente criticó que ayer por la tarde los vecinos aún no habían recibido prácticamente ninguna ayuda externa.
El barranco, conocido como del Frasno o del Aguilón, bajó con tanta fuerza por algunas calles que dañó también la red de tuberías, por lo que parte de los 700 habitantes de este municipio se han encontrado sin agua hasta hoy.
El primer edil explicó que el municipio está localizado entre cuatro atalayas y en mitad de un barranco, así que cuando llueve mucho en poco tiempo el agua coge gran velocidad provocando incluso situaciones de peligro.
Afortunadamente, el coche que arrastró el agua y que estaba aparcado en la calle Extramuros se encontraba vacío, lo que evitó daños personales. Los materiales, sin embargo, fueron muy importantes, tanto en el mobiliario urbano, como en la planta baja de algunas viviendas.
MÁS DE 2.500 RAYOS Además, el agua provocó desprendimientos en la A-1101, que va desde la N-II, en el cruce de Épila, hasta Herrera de los Navarros. La mayor parte de los problemas se produjeron también en el término de Aguilón, donde las piedras caídas en la carretera obligaron a circular con precaución.
Pero la tormenta no solo se cebó en Aguilón, sino que abarcó a gran parte de la provincia de Zaragoza, sobre todo a las comarcas de Cariñena, Daroca y Belchite. Los 2.500 rayos que se contabilizaron en la tarde del sábado también afectaron al suministro de luz en Azuara, Letux y Almonacid de la Cuba durante una hora aproximadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario